παρενθέσεις

Servidor abre un paréntesis de estío para viajar a Grecia y modular mútuas sensaciones de vértigo y de explotación. Un viaje esotérico, tal y como rezan los carteles del aeropuerto de Atenas.

Antes de eso, permítanme que dedique este post a algo que es parecido a otra cosa habitual en estas ocasiones, pero que no es exactamente lo mismo. De hecho no se parece en nada. Es decir, lo habitual cuando se llega a estos momentos de entremés solariego y / o vacacional es redundar en la tipología de las recomendaciones. Lecturas de verano recomendadas, viajes recomendados, fiestas populares recomendadas e incluso amores de verano recomendados. Pero no nos engañemos, la recomendación entendida en estos términos no deja de ser una formulación amable del verbo imperativo: “lean”, “visiten”, “conozcan”, “amen”. No resulta muy ético saludar el asueto y la cura-de-sí, como diría Foucault, apelando al imperativo.

Así que decido optar por no recomendar y en lugar de eso plantearles posibilidades. Cosas que posiblemente podrían estar haciendo estos días siempre y cuando decidan que les interesa hacerlas. Me parece algo mucho más frugal y respetuoso con las respectivas manías singulares y los respectivos horizontes, que no siempre tienen que estar al frente y ser horizontales. Puede uno tener su propio horizonte en el bolsillo formando una pequeña espiral, por ejemplo. Los más desafortunados acostumbran a tener un horizonte vertical suspendido sobre sus cabezas, al que raramente llegan a vislumbrar. Ese es otro caso. Sea como fuere y respetando las personales geometrías de cada horizonte, aquí les abro un abanico de posibilidades de cara a estos días. Dicho lo cual, me embarcaré en mi propia posibilidad, que es Grecia. Lo cual no deja de ser curioso ahora que parece que Grecia no tiene ninguna posibilidad. Pero esto es un juicio de aquellos que sostienen su personal y neurótica visión de la historia. Grecia, afortunadamente, es otra cosa. De hecho es la otra cosa. Pero vayamos al grano:

-Puede ser que se vean enrolados en un interesante viaje a la Catalunya interior, concretamente a Osona. Y más concretamente a Torelló. Y siendo aún más concretos, al Elèctic de Torelló. Allí tiene lugar una confabulación musical cuyo nombre es Tergiversacions, protagonizada por agentes catalizadores que practican un sonido sin concesiones y para nada amable. Pero no se confundan, en el fondo son personas muy amables y quizás les concedan algo en el transcurso de la velada, siempre que lo pidan con corrección. Cosas de tener identidades secretas y humores superheroicos. (ver cartel más abajo o visitar este enlace: http://www.facebook.com/events/421523484553790/

-Pueden verse implicados en la compleja y apasionante trama del juego del 42, punto de enclave decisivo para una necesaria transformación de los juegos de sociedad. Para que ello se dé, es interesante haber transitado antes por estas dos posibilidades: a) haber leído La Guía del Autoestopista Galáctico de Douglas Adams (y por ende disfrutar de la posibilidad de tener la inencontrable versión íntegra de la trilogía en cinco partes que publicó en su día Anagrama); b) haberse encontrado con Victor Nubla e Ignacio Lois -no necesariamente juntos ni por este orden-, oficiantes para nada taimados del juego y cristalinos difusores de sus reglas de juego.

-Podría darse el caso de que leyeran a Santiago López Petit (La movilización global, Traficantes de Sueños), a Yann Moulier Boutang (La abeja y el economista, TdS), Milorad Pavic (Diccionario Jázaro, Anagrama) o a T.E. Lawrence (Guerrilla, Acuarela). Por poner unos ejemplos. En ese caso (tanto singular como en su totalidad) no me quedaría más remedio que pedirles permiso para encontrarnos un día de estos y entablar una sólida y civilizada amistad.

-Podrían estar cualquier día de estos cultivando el curativo arte del aperitivo en Cal Ros (Gràcia), la Cova Fumada (Barceloneta) o algún otro sitio que ustedes conozcan y yo no, lo que convierte estas dos líneas en algo felizmente innecesario.

-Podría ser que decidieran releer alguno de mis posts anteriores, escribir ustedes uno o sencillamente mantenerse en silencio. Todas esas posibilidades son afortunadamente compatibles.

-Y teniendo en cuenta que lo posible es posible en tanto resulta imposible de abordar, lo dejamos aquí. Hasta entonces.

S.

   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s