Imáganes perturbadas; teaser trailer para todos los públicos y para ninguno

img1

[En un lugar ubicado en ningún sitio en concreto, aparentemente acolchado o quizás envuelto en espesos cortinajes y sesgado por luces parpadeantes. Voces que se arremolinan sobre sí mismas y se pierden en los bordes de encuadres borrosos. En el fugaz paso de 30 segundos cristaliza un montaje inquietante; una visión profunda y periférica al mismo tiempo.]

-Los ancestros se representaban a sí mismos en la muerte bajo la apariencia de una máscara de cera. Esos rasgos perpetuados más allá de la vida seguían correspondiéndose con aquellos que Dios les había transferido en el momento de la creación. Imago Dei. El individuo particularizando una semejanza con la eternidad, expuesta en el via crucis vital y en el reposo mortuorio.  Mucho tiempo después, coincidiendo con la muerte de Dios, esa identificación pasó al brumoso terreno del inconsciente. Al imaginario en el que se produce la sujeción respecto a la representación de una figura ambigua y relevante. El padre, la madre, la família o cualquier otra instancia parental y / o institucional. La Imago de Jung. En ella se escenifica la misma  tensión polar que caracteriza la teología cristiana y la metafísica platónica, aunque bajo otros ropajes. Ánima y Animus, Ego y Alter Ego. El conflicto que el esforzado analista pugna por resolver es la tenebrosa zona fronteriza entre esos polos. La contradicción y la paradoja que operan en ella. Sombra. Jung tuvo la relativa osadía de desarrollar la tensión que se arremolina en ese lugar arcaico de la mente y de la realidad, si bien sus aspiraciones al respecto pasaban por una redentora necesidad de superación. De esclarecimiento de la sombra. La Imago debía conciliarse a sí misma en una imagen clarificadora. La Imago debía dejar de ser el síntoma de un transtorno.

-Debo irme. En serio, debo irme. Aquí hace frío. O calor, no estoy seguro. De lo único que estoy seguro es que yo no debería estar aquí. Eso lo sabría cualquiera, hasta un niño de cinco años.

-Es algo así como un retablo colectivo algo deforme y tenebroso. En él las cosas y las personas brotan y burbujean en un concierto desconcertante. Son ellas mismas y aquello que creen o quieren no ser. Allí los contornos, los perímetros y las relaciones no están muy claras. Quiero decir que no están muy claras. Se supone que acogerse a ese imaginario sin una hoja de ruta con la salida marcada puede resultar problemático. Patológico. Algo así como el purgatorio, el estadio liminar, el deambular del espectro. De acuerdo, ese imaginario está muy bien para los momentos de ensoñación, para la videncia errática que se produce en la duermevela. Pero hay que forzar la representación, hay que hacer visible todo eso y a partir de allí determinar la identificación y perfeccionar la máscara hasta que se confunda y se someta a los trazos invariables del propio rostro. ¿Se me oye?

-En cierta manera. De algún modo. No entiendo por qué no tengo sueño, ni hambre, ni sed. Hay una quemazón que me mantiene saciado y eso es algo que no entiendo. Entiendo que no debería estar aquí, pero no entiendo esto.

[En este punto del teaser es necesario especificar que no se está hablando. Es decir, que no se trata de un diálogo a la manera de plano / contraplano ni incluso un enmarañado diálogo interior entre dos voces en conflicto. Esto sucede mucho más cerca, a pesar de que la extrañeza que de ello emana pueda sugerir una sublime lejanía. En este nivel de proximidad la imagen aparece forzosamente distorsionada. Granulada y tal vez temblorosa, algo bastante lógico teniendo en cuenta que no hay pulso que sostenga el objetivo. Podríamos decir que se trata de una imagen tremendamente afectada, que no amanerada. Las voces, en sintonía con esto, tampoco son estrictamente voces. Son más bien una rugosidad sonora, ondas que se frotan y entrechocan. Se distinguen palabras como también dejan de distinguirse o se distinguen por contra otras cosas, otros rumores. Por el momento esto es todo cuanto se puede acotar al respecto. Tampoco hay que desesperar, al fin y al cabo un teaser no guarda casi nunca relación con la película, por mucho que lo pretenda. Más bien acoge una imagen potencial de la misma y la sacude furiosamente. No habla de la película en curso, sino que expone los rasgos de esa otra película que no llegará a ser.]

[Saltamos a otra secuencia. Hay una cierta contingencia en la correlación entre esta secuencia y la anterior. Se intersectan sin solución de continuidad aparente. Esto último es muy importante. En esta otra secuencia SIR PETER O’TOOLE INTERIORIZA A SIR LAWRENCE DE ARABIA. O mejor, o al mismo tiempo, SE EXTERIORIZA A SÍ MISMO EN EL DESIERTO. Sea como fuere, acontece así. Es la película de David Lean, pero no lo es exactamente. Más que la película parece la intromisión de algo de esa película en otro espacio. Una forma disipada de contaminación.]

Peter O'Toole In 'Lawrence Of Arabia'

En ambos casos se entrevé el rastro de algo bastante terrible. Si habláramos en términos pictóricos y figurativos, si todo esto fuera en realidad un paisaje, se trataría de algo parecido a un escorzo siniestro. Un fragmento del lienzo en el que el equilibrio de la composición se trastoca y realiza un viraje arrebatado y ciertamente incomprensible. Pero esto no es un  paisaje, ni un lienzo. De hecho tampoco se trata de imágenes en un sentido sólido y asentado. En todo caso imágenes desprovistas de su propia imagen. Ampliadas e intensificadas por medio de algo que les agrega un extraño y lívido suplemento. Podríamos llamarlo una cierta anomalía en el sistema. Una excursión fantasmagórica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s