Gymnasium

Un cierto enclave para empezar de cero

Un cierto enclave para empezar de 0

Estamos tensando una cuerda
trenzada para no ser jamás rota
[¿mano alienígena,
simplemente teológica?]
y por tanto el riesgo que corremos
se aloja en la carne de nuestras manos
y el peligro de rasgarla,
quemarla,
con tanto esfuerzo inútil.
Quizás el único triunfo posible
provenga del gesto de soltar
la cuerda,
diluir la tensión en un arco sinusoide
y dedicar nuestras manos
a espigar esquejes de otras tareas
más gratas
más productivas:
tocar, acariciar la piel ajena,
pasar la página de un libro abandonado
o empuñar un arma.

Anuncios

Una respuesta a “Gymnasium

  1. De las tareas más gratas me quedo con las caricias a las pieles ajenas y a los libros abandonados. A las armas, las prefiero fundidas. Los tiros podrían matar a los lectores, despreciados, de pieles sensibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s